Home » » EL DAÑO DE LA IGNORANCIA MAL LLEVADA

EL DAÑO DE LA IGNORANCIA MAL LLEVADA


"No es suficiente combatir la ignorancia de los ignorantes. Es preciso también, y en primer lugar, combatir la ignorancia de los que saben muchas cosas, incluso de los que creen saberlo todo".
Edgar FaurePolítico, escritor y ensayista francés.

Esta noche he tenido un momento de reflexión, viendo, bueno, más bien leyendo, hasta que punto la ignorancia en un tema concreto, puede llevarte a expresar o decir cosas, que si bien pueden manifestarse como una opinión personal, dichas palabras no dejan de reflejar el desconocimiento profundo que se tiene sobre ese tema concreto.

Cuando eso ocurre, puede pasar que tengas delante alguien que no tiene ni pajolera idea de que va el  tema, que está interesado en saber y aprender porque tiene curiosidad, porque lo que ha visto o leído ha despertado en esa persona el deseo de descubrir, identificar, ponerle nombre a lo que siente o simplemente curiosidad del que desea saber por saber, porque dicen que el saber no ocupa lugar y hay personas que sin identificarse con algo les gusta tener un conocimiento sobre ese tema y muchos temas, vamos, mentes inquietas. Cuando eso ocurre, esas esponjas absorbe datos, retienen la información que les llega dando lugar a la adquisición de unos conceptos erróneos que para nada son reflejo de las bases consolidadas que definen ese tema.

Creo que cualquier persona que se atreva, que se arriesgue a expresar, afirmar, definir, describir o lo que sea, cualquier concepto o desarrollar cualquier tema, tiene la obligación y el deber de saber de lo que habla, de informarse antes, de no mezclar conceptos, de no llamar a las cosas de un modo equivocado (porque lo llaman amor cuando quieren decir sexo...), en definitiva no confundir al personal, porque es totalmente lícito expresar tu opinión, pero no es correcto ante quien solicita esa información llevarla a la confusión, cuando más tarde esa persona, tras seguir leyendo e investigando, verá por sus propios ojos que aquello que alguien le dijo en su momento no tiene nada que ver con lo que ahora ve y lee, quedando patente que aquello de lo que hablaba era fruto de su más absurda ignorancia.

Como imaginareis, el tema a tratar que me ha llevado a la reflexión, entra dentro de la D/s, pero es indiscutible que esto es aplicable a cualquier otro tema. Y también es evidente que la ignorancia no es mala, sólo que hay que saber reconocerla ante los demás.


"No me avergüenza confesar la ignorancia de lo que no sé". Cicerón. Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano.


0 comments:

Post a Comment

 
Support : Copyright © 2015. movie glory - All Rights Reserved